Make your own free website on Tripod.com
 
    Mil Mi-28 Havoc


    El Mi-28 Havoc es el helicóptero de ataque de nueva generación en las fuerzas rusas, funciona como ataque
    aire-aire y aire-tierra.
    El Mi-28A es la versión para ataque con luz de día e hizo su primer debut en Diciembre de 1982.
    Actualmente, el Mi-28N y Ka-50 (Kamov) compiten por el requerimiento de la Armada Rusa de un helicóptero
    antitanque con capacidad de maniobrar tanto de día como de noche; buscando un reemplazo para el Mi-24
    Hind creado hace 25 años. El Mi-28N se basa en el Mi-28A, la primera versión.
    El Havoc es 2.5 toneladas más pesado que el Ah-64 Apache, en gran medida por su cañón que es mucho más
    potente.
    El Havoc puede volar hacia atrás o de lado a velocidades de hasta 100 km/h.

    Misión: La misión del Havoc es destruir material de combate con o sin blindaje, así como aeronaves de baja
    altura y poca velocidad. El  helicótero puede operar por largos períodos con escasa preparación en su base
    de operaciones.
    Armas: El Havoc puede llevar una mezcla de misiles aire-aire, aire-tierra y cohetes. Cuando el objetivo principal
    es detectado, el piloto usa un casco designador de objetivos que coloca al objetivo en el sistema de control
    de fuego. El oficial Navegador/Artillero puede entonces detonar las armas guiadas (misil o cañón) contra el
    objetivo. El sistema de localización de objetivos sigue la dirección de los ojos del piloto.
 


 
 

También es capaz de lanzar misiles "fire and forget" aire-aire. 

    Armado con misiles Shturm y Ataka anti-tanques, se pueden montar en la aeronave hasta 16 misiles. Los
    Shturm son misiles guiados de rango corto, en cambio, los Ataka guiados por radar tienen un rango de 8 km.
 
 


 
 
 

En el morro o punta, tiene un cañón de 30 mm.

     Las hélices están diseñadas por un material compuesto que permite al Havoc volar y aterrizar aún cuando estén
    seriamente dañadas, aunque estas puedan resistir disparos de 30 mm.
    Su tren de aterrizaje está diseñado para soportar caídas en aterrizajes de emergencia y proteger la cabina
    absorbiendo la energía del golpe. Los 2 pilotos pueden sobrevivir a una caída de 12 metros por segundo.

    Cabina: Los pilotos se encuentran en dos compartimentos separados en posición tandem (uno detrás de otro)
    El piloto, sentado en la parte alta-trasera del helicóptero, mientras en Navegador-artillero se encuentra en la parte
    delantera. El Havoc tiene una cabina completamente blindada, incluyendo los cristales que soportan impactos
    de balas de 7.62 y 12.7 mm y fragmentos de  20 mm.
 


 
 
 

El Artillero; colocado en la parte delantera del Tandem. 
 
 
 
 
 

El piloto; colocado en la parte de trasera del Tandem.

    En el Mi-28N sus sensores principales del sistema electrónico de combate y la antena de Radar microondas
    estan montandos encima del rotor principal junto con su sistema de búsqueda infrarroja. Este sistema se utiliza
    para desplegar la localización del helicóptero en un mapa indicador en la cabina y mostrar el vuelo, información
    del objetivo en una pantalla de cristal líquido.
    Los pilotos están equipados con cascos de visión nocturna.